Mediterráneo es sobriedad y elegancia.

Un vestido de novia de gasa, totalmente liso con escote cruzado, ligeramente ablusado, y con mangas largas abullonadas.

El contrapunto lo ponen los botones joya en puños, y la lazada de gasa que corona la parte superior de su espalda casi cerrada, tan solo con una ligera y sutil abertura.

Te puede interesar